Ya en casa...

Querida Vanesa:
poco se puede decir a estas alturas, otra vez en casa, en tú casa (aunque haya tardado un poco esta vez...perdóname, fue sin querer)

Querida Ruth:
bienvenida a mi mundo...
Llegas para quedarte, es imposible dejarte pasar de largo. Una vez más la alineación de los astros, o el destino, hace que la vida se siga completando con gente especial que hace que todo se remueva. Otra pieza más para mi puzzle.

Tata


Comentarios